Héctor Viel Temperley y ‘lo que queda’