‘Hospital Británico’ de Héctor Viel Temperley: la reunión de los bloques erráticos